La pausa es obligatoria para todos los visitantes que disfrutan a cada paso del centro cultural y gastronómico que se ubica en Circuito Chico. Colonia Suiza fue el primer asentamiento europeo en la región. Declarado patrimonio histórico, mantiene intactas

Un pequeño poblado a 25 kilómetros del centro de Bariloche sostiene las tradiciones que supieron instaurar los colonos suizos que llegaron a la región a comienzos del siglo pasado. En ese lugar el tiempo se detiene.

La pausa es obligatoria para todos los visitantes que disfrutan a cada paso del centro cultural y gastronómico que se ubica en Circuito Chico. Colonia Suiza fue el primer asentamiento europeo en la región. Declarado patrimonio histórico, mantiene intactas las características originales de la época de su fundación (fines del siglo XIX).

Se encuentra a tan sólo 25 kilómetros de Bariloche y allí se puede degustar el tradicional curanto, una comida originariamente araucana que fue introducida desde Chile por Emilio Goye, uno de los primeros pobladores de la colonia. Su preparación es toda una ceremonia, que se puede presenciar los domingos y comienza antes del mediodía.

Además, hay varias casas de té y restaurantes, negocios de artesanías y una importante feria artesanal que se convirtió en un paseo imprescindible para todo el que visite el lugar. En Colonia Suiza también se pueden observar las plantaciones de fruta fina que después se utiliza para elaborar exquisitos dulces, conservas, postres e insumos para repostería.

Se realizan degustaciones de los productos y se pueden comprar en varios sitios de la Colonia. Alrededor de 300 personas habitan la Colonia. Muchas de esas familias exponen sus productos o recetas en la feria regional "El Conventillo" que alberga unos 40 puestos.

Allí, licores artesanales, chocolates, bijouterie, macramé, indumentaria, cosmética, cueros, y juguetes para chicos son algunos de los artículos para atesorar. En el centro se ubica el patio de comidas. La oferta gastronómica contempla truchas, arepas colombianas, hamburguesas veganas y tortas dulces.

Para los aventureros, existen recorridos los senderos andinos, con un caballo o en una amena caminata, para participar de las excursiones hacia la laguna Negra, el cerro López y el refugio Jakob. Desde los campamentos Goye, Meli Hué y Huenei Ruca, también salen camionetas que ascienden hasta el refugio del cerro López con trayectos diarios por el "Museo de los viejos colonos". Para los más osados, el trekking es una de las opciones predilectas a la hora de entrar en contacto con la naturaleza.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios