Las Empresas de todo el país en crisis, con suspensiones y despidos. La caída 2,1% en 2018 y la tendencia se mantendrá en el primer trimestre de este año. La baja del PBI será del 1,7% en 2019, según el pronóstico del FMI.


Texto

Las Empresas de todo el país en crisis, con suspensiones y despidos. La caída  2,1% en 2018 y la tendencia se mantendrá en el primer trimestre de este año. La baja del PBI será del 1,7% en 2019, según el pronóstico del FMI.

 La firma de neumáticos Fate, con 1600 empleados, de Javier Madanes Quintanilla –también dueño de Aluar– puso en marcha un procedimiento preventivo de crisis ante la Secretaría de Trabajo.

 Hay problemas de productividad, en un contexto que además se precipitó por aumento de costos para la exportación y una caída del mercado interno muy fuerte; cada uno va a tener que poner esfuerzo, el Sindicato Unico de Trabajadores del Neumático (Sutna) reclamó ayer frente a la sede de la cartera laboral en la avenida Callao.

 Con la excusa de una supuesta pérdida en los últimos dos movimientos económicos de la empresa Fate, el secretario general del Sutna, Alejandro Crespo. Hay que cuidar a las empresas Casos. En Mar del Plata, en tanto, la UOM local –metalúrgicos– denunció que Eskabe también “planea despedir unos cien trabajadores”, según el gremialista José Luis Rocha, tras la presentación de otro proceso de crisis.

La fábrica hoy tiene 456 empleados. En el rubro gastronómico hay cierres semana a semana. En la Costanera porteña, el restaurante Rodizio entró en concurso de acreedores y acumula una deuda de más de $ 34 millones. Las firmas son cautelosas y centran sus esperanzas de recuperación en un nuevo “segundo semestre”. Pauny, fabricante de maquinaria agrícola, también se declaró en crisis para pedir una reducción de la jornada laboral. Aspira a que la cosecha ponga en marcha la demanda para su sector. Con una caída de ventas del 30%, la propuesta es no trabajar los viernes, lo que implica un recorte salarial para sus 575 trabajadores.

 La salida de la textil que fabrica jeans Lee y Wrangler no sorprendió. VF Corporation anunció el cierre de su planta de Benito Juárez, con 45 empleados. El sector es uno de los que más mano de obra expulsaron con la administración actual, de la mano de un aumento de importaciones y la caída de ventas internas.

Fate, con 1600 empleados en riesgo. La salida exportadora, por ahora, es una teoría. Pese a la devaluación, los empresarios señalan que “lleva tiempo volver a ganar mercados”, sobre todo en el caso de productos industriales más complicados con la caída del mercado interno. En ese frente, el Gobierno asegura que el poder adquisitivo acompañará la inflación –en un año de elecciones– pero, salvo el grupo de gremios fuertes que cerró cláusulas gatillo para sus paritarias, lo perdido en materia salarial el año no se recuperará.

Lee y Wrangler dejan la Argentina este año Más despidos industriales La industria protagonizó el proceso de despidos y suspensiones en 2018. En total, en el año se perdieron, en todos los sectores, 51.800 puestos de trabajo, según datos del Centro de Economía Política Argentina (CEPA). A eso se sumaron 17.800 suspensiones. La industria aportó el 54% del total de casos. El sector público, de la mano de las recomendaciones del FMI de achicar la plantilla estatal.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios