¿Entonces? Es imposible que River juegue ante Boca 24 horas antes de un partido oficial, a no ser que Marcelo Gallardo mande a la Reserva, algo que seguramente los organizadores rechazarían.

 El primero será ante Defensa y Justicia, el 19 de enero, y el segundo frente a Unión, el 23 del mismo mes. El tradicional superclásico de verano todavía no estaba pautado para el 2019, pero una fecha tentativa era el 18, probablemente en Mar del Plata, un día antes de que el Millo enfrente al Halcón. 

¿Entonces? Es imposible que River juegue ante Boca 24 horas antes de un partido oficial, a no ser que Marcelo Gallardo mande a la Reserva, algo que seguramente los organizadores rechazarían. Por eso, el primer choque entre los dos grandes de Argentina tras la final de la Copa Libertadores queda en duda y se potencia la posibilidad de que no se juegue el amistoso.


La empresa organizadora de los amistosos deberá pronunciarse para definir si hay posibilidad de pautar un Súper para otra fecha. La Superliga debe anunciar las fechas de otros dos postergados de River (ante Godoy Cruz y Rosario Central). Además, la Conmebol ya dio las fechas de la Recopa del Millo ante Atlético Paranaense (20 de febrero y 6 de marzo), por lo que el calendario se complica. 

De ser así, ¿cuándo se enfrentarían Boca y River? En la Superliga ya jugaron. El próximo semestre no se enfrentarán en la Copa Libertadores porque ambos estarán en el copón uno del sorteo. La única posibilidad es que jueguen en la Copa de la Superliga, el nuevo torneo de la AFA, que se disputará a eliminación directa tras el final del certamen local.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios